12.8.11

LA IMPORTANCIA DE LA ELOCUENCIA Y LA ORATORIA EFICAZ



En su libro "El Poder de la Oratoria", Renny Yagosesky establece como bases de la elocuencia persuasiva los siguientes parámetros:

 Claridad (ideas claras),
 Sencillez (lenguaje accesible)
 Concisión (expresión de lo esencial)
 Coherencia (conservación del hilo temático)
 Fluidez (expresividad corrida)
 Naturalidad (espontaneidad sin fingimiento),
 Belleza (estética expresiva)
 Impacto (capacidad de ser recordado).


SIN EJERCICIOS NO HAY ORADOR EXCELENTE

Después de una instrucción permanente, una actualización noticiosa y una íntima amistad con el diccionario, toda persona que desee ser un buen orador deberá hacer ejercicios graduales pero constantes.

Para el efecto, es importante atender algunas recomendaciones que le serán de gran utilidad para el dominio del lenguaje oral.

DESCUBRA SUS DEFECTOS


La autocrítica es el primer paso de la superación. El oído será el mejor juez de su voz y de su dicción.

Tome una grabadora y registre tres minutos de lectura de noticias, tres minutos de lectura de un libro, tres minutos de charla improvisada sobre cualquier tema, dos minutos de narración imaginaria (puede ser deportiva), dos minutos de animación de un espectáculo artístico (supuesto), un poema y una canción.

Al grabar y al escucharse descubrirá lo esencial: dónde están sus mayores dificultades, dónde se oye mal. ¡Vamos a superar esas fallas! (Guarde esa grabación como un recuerdo). Pero, por favor, tenga mucha paciencia. Nadie se hace orador en un día.

Hágase las siguientes preguntas.

 ¿Por qué debo conocer al público que me escucha?

 ¿Cuál es mi meta como comunicador (a)?

 ¿Qué me preocupa a la hora de expresarme?

 ¿Puedo lograr que lo que digo sea interesante para los demás?